Si hay una zona típica de montaña para los madrileños, esa es Navacerrada. Tanto el puerto en sí, como sus alrededores (Ruta Smith, Bola del Mundo, Pinar de la Barranca, La Barranca, …), son lugares intensamente visitados por los gat@s. Pero también disfrutados por los foráneos.

Así que, tomando como punto de partida el consabido castillo de Puñonrostro en Torrejón de Velasco, me encaramo en mi furgoneta y me encamino hacia la M50 para, posteriormente, tomar la A6 hasta Collado Villalba, donde cojo la M-601 hasta el pueblo de Navacerrada.

En mi caso, como lo que más me gusta es meter desnivel, opté por aparcar en el camino que sale, casi, desde la misma rotonda de los bomberos, ya que el aparcamiento de la Barranca está cerrado por los protocolos covid. Desde allí seguí el camino hasta la pista de La Barranca, que asciende hasta el Mirador de las Canchas y desciende hasta el Pinar de la Barranca. Pasando por las fuentes del Molinillo y la Campanilla. Aunque para ésta última hay que desviarse ligeramente de la pista, ya que se encuentra en la senda de acceso a los picos de La Maliciosa y La Bola del Mundo, por el Collado del Piornal. Recorrido que escogí con intención de subir ambos picos … Pero una cosa es lo que uno quiere y otra la que dicta la montaña. Niebla y mucho viento en el collado, así que opto por ascender La Bola, donde como algo al refugio de los edificios que hay en la cima y, rápidamente, inicio el descenso.

Al descender mejoran notablemente las condiciones atmosféricas y el recorrido se hace mucho más disfrutón. Paso por el Puerto de Navacerrada y continuo descendiendo hasta el arroyo de Matasalgado, corriendo un buen tramo por sus orillas, en un descenso rápido y cómodo por un paraje bucólico.

Desde el arroyo comienzo a ascender con dirección al Pinar de la Barranca, pasando por la base de las quitanieves de la M-601, carretera que sigo en leve descenso y tras los quitamiedos, a salvo del intenso tráfico del puerto. Apenas unos cientos de metros más abajo, cruzo la carretera y me interno en el mencionado pinar, completando casi 4 km en ascenso hasta el Mirador de las Canchas, desde el que se tiene una preciosa panorámica de los picos de La Bola Del Mundo y La Maliciosa, así como de el valle de La Barranca.

Una vez se ha disfrutado el grandioso paisaje que se extiende frente a nosotros, solo resta iniciar el descenso hasta la furgoneta (6/7 KM) por una cómoda y amplia pista. Volvemos a pasar por las fuentes que cité en el inicio de mi relato, por lo que nos podemos reaprovisionar de agua fresca.

Por desgracia se me paró el gps y no me grabó la ruta, pero he regresado posteriormente, con bastante nieve y he realizado una ruta similar, aunque, en este caso, sin llegar al Mirador de las Canchas, sino tomando la senda Ortiz, para regresar a La Barranca. Os dejo ese truck porque es muy similar y se puede optar por cualquiera de las dos variantes.

Espero os animéis a realizar el recorrido entero o parte de él y que lo disfrutéis tanto como yo.

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.