Denuncio el comportamiento poco cívico de muchos dueños de perros, que añaden las heces de sus mascotas al ya complicado tránsito de las calles heladas.

Así está el patio amigos. Cuando estamos ante cualquier problema siempre podemos ver las dos caras de la moneda. La buena, donde ves gente pala en mano ayudando al vecino o trayendo la compra a gente de movilidad reducida…. y la mala, porque caminar por algunas calles (ya no digo correr) es un verdadero problema, no sólo por la nevada, sino por la actitud incívica de muchos de ellos (gracias a Dios son una minoría) que nos dejan los regalos de sus mascotas. 

Gracias a todos los que ayudáis y pensáis en los demás y, por supuesto, mi más sentida lástima, desprecio y otras cosas que estaría mal plasmar en un texto, para aquellos que pensáis en vosotros  y no sabéis vivir en sociedad.

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.